viernes, 1 de enero de 2016

CON NUESTRO PERÙ Y LOS MUNDOS DE MAKI

 ConNuestroPeru.com - Revista Digital

Humberto Pinedo Mendoza
Es sorprendente en imaginación los dos tomos de Maki o el encuentro con Ayar Kachi  y Maki tras las huellas de Ayar Manko de Jorge Huerta Huerta. Tienen los valores de juntar tradiciones andinas, lo mágico real de nuestros pueblos escrito al alimón en quechua y castellano. Es un despertar creativo esta obra llena de identidad, de pasado y de historia Es contada con mucha sapiencia y onirismo pueblerino  como proteger al pueblo de Ayash sus personajes reales y ficticios  que se  convierten en nuestros miedos y fortalezas como sugiere el autor.
Humberto Pinedo Jorge Huerta Huerta
 Como los mayas en sus cosmovisión existen tres tipos de mundos como el inframundo el mundo de la superficie  y el supramundo. En cambio, en nuestra cultura andina que es el Janan Patsa o el mundo de arriba cuyo representante es el cóndor, el Patsa o Kay Patsa que es el mundo donde viven los runas u hombres cuyo representante es el puma. En cambio en el mundo de abajo o de adentro que es el Uku Patsa que tienen como animal representante a la serpiente.
Nos recuerda Huerta que en nuestro mundo andino hemos  tenido dioses como el Apu Kon Ticsi o el Wiracocha a las Jirkas que son las montañas y la adoración del dios Wari. Esta obra ha sido ambientada en el pueblo de Ayash, provincia de Huari. El autor nos relata que los personajes del Chuku Patsa han formado parte de sus sueños y de sus fortalezas desde su niñez. El personaje central es  Maki  una persona  muy trabajadora y muy querida por su pueblo por su capacidad de liderazgo.
Los padres de Maki fueron el guerrero Ayar Manko y la guapísima Sullia  y tuvieron a Waki que casi muere cuando la mataron a su progenitora. Este niño fue protegido por el pueblo. Ayar Manko siempre caminaba con su amigo Sogo Anka-Gavilan Gris, que era su protector. Arog Maki ya estaba joven y protegía al hijo del guerrero. A todos los chicos de su generación le pusieron Maki para despistar a los enemigos, Jatun Maki, Yana Maki, Ruma Maki, Mitu Maki o Yana Jara o Maíz Negro.
Se les cruzó un zorro y Jara que conocía por la lectura de la coca que era mal presagio se sobresaltó Hasta que se le  presentaron unos personajes medianos denominados Shapis que les gustaba sacar el corazón de sus víctimas y eran los demonios. de las profundidades de la tierra.
ENCUENTRO CON KACHI
Estos shapis o runas son parecidos a los hombres  pero tienen energía negativa. Viven debajo de la tierra en cavernas. Después de conversar fueron informados en estas cuevas que a ellos los estaban buscando hace mucho tiempo porque su padre había huido .Luego de presentarse el shapi le dijo que se llamaba Kachi y que sabía de su condición social de estirpe de guerreros y trabajador y que ahora iba a trabajar para ellos.
Su relación que tenía con la naturaleza y en especial con el canto del gallo fue muy vital y filosófico y que los iba a cuidar el perro servil  Pachón que era muy agresivo. Cada noche Maki y su amigo conversaban sobre cómo salir Después escucharon el grito de la tierra que deseaba agua y que por eso llovía. El Sogu Anka compañero de Ayar Manko sabía de los recién capturados. Fue en uno de esos días que le contó a Maki sobre toda su historia y que había sido muy amigo de su padre
JOSÉ BELTRAN PEÑA,EUSEBIO MIRANDA PEÑA,HUMBERTO PINEDO Y JORGE HUERTA
Maki era el hijo  más importante de Ayar Manko. En este mundo de abajo habitaban seres humanos como demonios. Entre los Wara, los Apillarmey, el Turmen Yuy y los Shapis que son los demonios y que hay un tránsito de circunstancias mágicas como fallidas. en su recorrido
Ayar Kachi por el resentimiento que tenía con sus hermanos que lo encerraron en una roca en Tamputoco por muchos años se volvió rebelde y juró vengarse con los hijos de sus hermanos. Para lo cual se convirtió en el rey de  del Uku Patza después de competir con el rey de los Shapis que eran dueño de las profundidades de la tierra.
Maki y Yana seguían buscando una salida y se encontraron con los Apally. Después fue acompañado por Sogu Anka que había sido amigo íntimo de Ayar Manko antes que se escapara-A los Apillarmey les gustaba comer los sesos de las personas y eran muy mentirosos con los runas hombres. Seguían buscando una salida y se encontraron con los carbunchos que tenían su propia energía y que lo usaban los shapis como los hombres.
Después se encontraron con los mukis que eran los guardianes de las  riquezas del Uku Patsa y que eran unos elementos maravillosos. Los mukis vivían cerca a los socavones mineros y aparecían gusto a la hora de los alimentos

LOS DOS TOMOS DE MAKI  DE JORGE HUERTA
Maki

TRAS LAS HUELLLAS DE AYAR MAKO
Llegaron a los dominios de la diosa Nina buscando una camino donde salir. Este ser emanaba  fuego y perseguía a sus víctimas  es por eso que Maky y  Yana tuvieron que  correr y saltar hacia una catarata y salvarse de ser víctima de Nina.
También el camino estaba bloqueado de hadas transparente y en donde aparecían duendes y así encontraron a los  oliguy, que robaban las almas de sus víctimas. Y los tuy, que viven en las gohas y que no se puede mirarlos porque nos convertimos en piedra y nos chupaban el cerebro. Los achicay eran muy egoístas y trabajaban para ellos y no les importaban sus semejantes y les gustaba los niños para utilizarlos.
SHAPI PIRWA
Maki  pensaba que ya estaban cerca de la salida del Uku hasta que encontraron a una mujer desnuda colgada por los Shapis Después de muchas peticiones de  Pirwa lo bajaron dejándola libre sin presagiar nuestros amigos que le iban a ser traicionados y entregados otra vez a las huestes de Ayar kachi.
Se habían demorado mucho y regresaron al mismo lugar  comentaban sus enemigos Y festejando el acontecimiento  Ayar Cachi y Pachón. Mientras tanto Maky y Yana se  sentían frustrados. Hasta que un día encontraron al hijo de Kachi que le contó de los secretos de las rocas del Uku Patsa como la piedra negra. Por eso lograron que su llanquis se gastaran y le propusieran a kachi su liberación. Esta  petición fue cumplida.
Salieron muchos secuestrados  cantando con el sonido de la caja y el pinkullo y sus cascabeles. Pasaron por su pueblo Ayash y nadie los conocía y cuando llegaron a Wari Marka les contaron lo sucedido a un anciano.
El pueblo protegió a todos que habían encontrado la libertad.
Esta obra de Maki es una obra llena de mitos, leyendas, realismo mágico y lo más importante donde priman los valores humanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada