martes, 10 de marzo de 2015

CHIM PUM CALLAO Y LAS FIESTAS PATRIAS EN EL CALLAO

Introducción

Chim Pum Callao se viste de gala nuevamente y tiene el agrado de presentar al escritor, historiador, narrador y periodista chalaco, Humberto Pinedo, autor de Rostros y Rastros del Callao. En esta oportunidad, don Humberto nos presenta su artículo, Las Fiestas Patrias en el Callao.

Las Fiestas Patrias en el Callao

Autor: Humberto Pinedo

En el Callao desde el comienzo de la Independencia conocemos a las Fiestas Patrias como las Noches Buenas desde el 27 al 30 de julio.  La población chalaca de l850 festejaba estos días con mucho amor patriótico tanto niños como adultos.
Las Fiestas Patrias en el Callao era el resultado de un alto amor propio que tenía el chalaco por su participación historica en diferentes actos públicos de reivindicación nacional.  Así tenemos que el primer Congreso Constituyente se realizó en la Fortaleza del Real Felipe.  Como en l823 llegó al puerto con mucho alborozo el Libertador Simón Bolivar.
Este patriotismo del pueblo chalaco era diferente a la de Lima.  En nuestro puerto participaban todas las instituciones castrenses.  El pueblo vistió sus mejores galas cuando en l826 logramos desalojar al realista Rodil de la Fortaleza del Real Felipe y asi consolidamos nuestra independencia gracias a la braveza de Bartolomé Salom.
Tal es el patriotismo del pueblo chalaco de que el primer monumento que se inaugurara del Libertador San Martín se erigió frente a la Iglesia Matriz el 27 de julio de l901 y después este monumento fue trasladado a otro lugar entre la Av Buenos Aires y Marco Polo en donde se encuentra en la actualidad.
AMOR PATRIO
Las Fiestas Patrias de l9l0 eran de gran solemnidad.  A los alumnos se les enseñaban a que aprendieran las lecciones sobre la Independencia y sus héroes más importantes, hechos gloriosos, como que recitaran algunos versos sobre los libertadores.  En la plaza del Ovalo se reunían los chalacos en donde aparecían las tamaleras, las vendedoras de chicha con sus vasos que llevaban el Escudo Nacional.  El Ejercito realizaba retretas en las plazas públicas en donde la población podía bailar marineras, polkas y mazurcas hasta las l2de la noche tal como nos cuenta el intelectual Juan Ríos.
Cuando se festejó el centenario de la Independecia del Perú en I 92l las autoridades edilicias cambiaron el nombre de la Av Lima por el de la Av Saenz Peña y el de la Avenida Ferrocarril por el de Buenos Aires.  Ese día los buques de la Marina de Guerra dispararon 2l cañonazos.
Otro lugar donde se realizaban las veladas literarias y el Te Deum era en la Iglesia Matriz.  Al mediodía se realizaba el desfile militar en donde los niños y adultos usaban pitos de variados colores como también las matracas.  Se usaban bombardas para alegrar este día.  También era conocido el juego del Palo Encebado.
Néstor Gambetta refiere en sus Cosas y Casos del Callao que las fiestas patrias de su época eran muy vistosas y alegres.  Los chalacos recibían la fiesta nacional con mucha algarabía.  Las calles Constitución, Salaverry y Libertad estaban cubiertas de cadenetas rojas y blancas, y en las actuaciones se terminaba con un Viva el Perú.
En la actualidad estas fiestas ya no se realizan en la Avenida Buenos Aires sino en la Av Sáenz Peña, como también en la Plaza Grau, la Plaza Gálvez y en la Fortaleza del Real Felipe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada