lunes, 8 de febrero de 2016



 ConNuestroPeru.com - Revista Digital





Por Humberto Pinedo Mendoza
  
Los naturalistas en el mundo con sus excelentes métodos, terapias y curaciones populares desde la antigüedad están jugando un papel confrontacional con la medicina de los grandes laboratorios farmacéuticos multinacionales. He podido comprobar en muchos pacientes y amigos que la sanación de sus males es posible. Y más cuando no solamente es hipnótico, sugestivo o de azar si no también es comprobable en su tratamiento. Esta posición de alternativa debería de ser tomada en cuenta por los gobiernos que apoyan a los grandes laboratorios que lucran con la salud de los pueblos.
Humberto Pinedo cacao
La naturalista Doris Mosquera de Lazo cura con plantas de la selva
Por eso considero que los gobiernos  deberían de apoyar a estos trabajadores naturalistas en la investigación y la difusión de sus plantas y terapias tanto como un instrumento curativo o como alimento. Estas medicina alternativa o complementaria deben de ser usados por los pueblos pobres o emergentes que conocen del éxito de sus plantas. Tanto en la costa, sierra o selva. Lógico que con el apoyo tecnológico de la medicina científica. Diferentes análisis, radioterapia, gammagrafía, ecografías, tomografía  y cirugía.
Quien va a negar que los pobladores de las comunidades nativas  que tienen una experiencia milenaria curan sus enfermedades  con  yerbas para la infección, el dolor, la fiebre Esto sucede también en la China. Por ejemplo, las enfermedades del hígado o hepatitis C son curadas con el palillo o cúrcuma. Como también en la sierra, donde las comunidades andinas usan las plantas curativas con gran éxito desde épocas inmemoriales. En este caso tiene razón Santiago Antúnez de Mayolo quien escribió la Nutrición en el Antiguo Perú y en donde nos demuestra que las plantas que se sembraban  en ese tiempo eran muy energéticas y de gran contenido proteico como de minerales  Ahí tenemos a la maca, la quinua ,la cañihua,  soya, la oca
MEDICINA ALTERNATIVA
Llamada también como medicina complementaria o germánica  y  en donde se encuentran la natura terapia, quiropráctica, curaciones vegetales, acupuntura, medicina ayurvédica  y es de  gran valor  complementario y curación efectiva. Antúnez de Mayolo nos proporciona ejemplos como la maca tiene un  alto porcentaje de zinc  y  fortalecía a los guerreros incas, como también la mashua.
Pero fue el  Dr. Hamer quien cuestionó a la medicina convencional por considerarla lucrativa e inhumana y estudió las causas de las enfermedades y su curación natural. Por tomar esta  audaz decisión terapéutica fue sentenciado en varias oportunidades pero logró ser escuchado  por  las comunidades  científicas .Refiere como con  la marihuana  se cura algunas enfermedades
Pero el Dr. Hamer fue más allá al sostener que la aparición de las enfermedades tienen causas de frustración, traumas. Y que al no poder resolver sus conflictos se crean “cuestiones patológicas bacterianas” que se incuban y proyectan desde el cerebro. Es decir que nosotros incubamos en nuestro organismo nuestras propias enfermedades como consecuencia de desequilibrios emocionales, biológicas u hormonales o de stress Por ejemplo la gastritis y los dolores estomacales son curadas con el paico y las inflamaciones son curadas con el yanten
Lo que dice este doctor Hamer  de los laboratorios es muy  cierto cuando comprobamos como las multinacionales como Gilead Sciencies han desarrollado las pastillas del Sofosbuvir para la curación de la hepatitis c pero que su tratamiento curativo cuesta 80 mil dólares en 12 semanas. Este producto ha llegado a Egipto y Argentina  en donde han logrado negociar el costo del producto Pero siempre es muy caro y no puede ser usado por los sectores populares En España  se realizan mítines para que sus gobiernos  adquieran este producto costosísimo y que mata a muchas personas
Debido a las miles de curaciones que se realizan con el experimento científico y naturalista en Cuba se están logrando  producir  una serie de  productos farmacológicos  de bajo costo en enfermedades consideradas últimamente como incurables. Así tenemos el cáncer y la leucemia. Son estos médicos cubanos que tienen mucha conciencia social que realizan estos experimentos científicos y tratamientos naturales con mucho éxito en el mundo. Por eso son los mejores especialistas de diferentes enfermedades. Quien no va a valorar el gran gesto humano de estos galenos que desinteresadamente viajaron al África para curar a miles de pacientes que sufrían del Ebola con el único precio del servicio a la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada