jueves, 3 de octubre de 2013

EL PARAISO PERDIDO DE LORGIO GUIBOVICH

                                                          EL PARAISO PERDIDO DE LORGIO GUIBOVICH 
Es sorprendente y rico en información este libro El paraíso perdido y las comunidades nativas de Madre de Dios de Lorgio Guibovich. Posee la virtud de desentrañar y mostrar la situación de marginalidad y riqueza cultural de muchas etnias que habitan en la selva peruana y que nos enseñan cómo supervivir.

A pesar de ser comunidades marginadas por muchos gobiernos estas etnias han logrado defender sus costumbres y maneras de ser. Guibovich nos muestra un mapa lingüístico y antropológico de gran importancia. Sostiene que estas comunidades habrían llegado a nuestra Amazonia aproximadamente hace 4000 años y serían de orígenes Arahuacos y quizás procedentes del río Orinoco.

Nos refiere que los incas tuvieron intercambio con ellos pero no lograron subyugarlos. Desde la antigüedad se dedicaron a la caza a la pesca y recolección. Por los diferentes cambios climatológicos de estas zonas habrían sido influenciados por los Tupiguaraní, Arawak y Caribes. Esta posición también la sostiene el antropólogo Stefan Varese en su libro La sal de los cerros.

En la Colonia tuvieron problemas con los invasores españoles que creían en un reino conocido como “El Dorado” donde había mucho oro y diamante y en donde vivían bravas Amazonas. Conocido también como el país de la canela, el Pitipiti. Por este motivo se realizaron muchas expediciones a dichas zonas todas en forma infructuosas.

Nos cuenta Lorgio  Guibovich de la expedición de Fermin Fitzcarrald y la explotación del caucho en 1894. Madre de Dios se convirtió en un centro de atracción comercial como de  expediciones religiosas de los mercedarios y franciscanos. Desde esa época viven las comunidades de Sharanahuas, Marcahuas, Amahuacas, Nahuas, Piros y Huaragos. Todas estas etnias tienen conciencia de su identidad cultural y hasta ahora no lo han perdido

Lo mágico-religioso de estas comunidades es relievante porque son animistas y tienen sus propios rituales, mitos, leyendas sobre el medio ambiente, las plantas, los animales y las  curaciones de algunas enfermedades. Guibovich desentraña algunas de estas costumbres y mitos y en donde estas etnias creen que la naturaleza está llena de espíritus, Mauss también se identifica con estas creencias.

PROBLEMAS

GuibovIch descubre que la mayoría de estas etnias creen en algunos mitos naturales. En este libro también encontramos que el nativo siempre ha estado marginado por el Estado, el blanco, el mestizo y que sus tierras no están protegidas y que sus enemigas son las compañías petroleras y mineras por la gran contaminación que ocasionan a sus tierras.

En relación a la alimentación  de esta comunidades es muy pobre en proteínas, yuca, plátanos y algunas otros pescados. Los peces están siendo contaminados por el relave minero y de las madereras. También sobresale en Madre de Dios  el Parque Manu en donde abunda la flora y la fauna de gran esplendor.

Sostiene Guibovich que la falta de títulos de propiedad en las comunidades es su talón de Aquiles para el progreso de estas etnias. Y  los nativos que se alienan culturalmente no logran sobresalir por su falta de preparación. Por eso propone que el Estado proporcione ayuda técnica y que los apoyen también en sus trabajos de artesanía  que son  de gran valor artístico. Fue en el gobierno de Juan Velasco Alvarado en donde se reconoció a estas etnias y se les dio algún tipo de protección legal.

Finalmente nos muestra las costumbres de esta etnias, sus matrimonios, sus convivencias, sus preparativos para la caza, la pesca tanto en los niños y adultos. Este libro aporta un trabajo de investigación básica para los técnicos de Agricultura y Minería como para el público en general. También nos muestra sus formas religiosas de vivir, su alimentación, rituales, medicinas y mitos. Es un gran aporte este trabajo de Guibovich para ayudar a estas etnias.

El autor Lorgio Guibovich del Carpio





Comunidad nativa en Madre de Dios





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada